estudiar un año en Irlanda

5 cosas que deberías saber antes de ir a estudiar en Irlanda

Es probable que uno de tus sueños sea estudiar un año en Irlanda. ¿Y el de quién no? Pueblos pintorescos, paisajes deslumbrantes, gente amable e infinitas experiencias te absorberán y te harán que te enamores de este lugar.

Disfrutar de un año académico en Irlanda te hará ver lo afortunado que eres al poder explorar el paisaje virgen de sus parajes y pueblos singulares.  Si tienes la suerte de estudiar un año en Irlanda podrás conocer su cultura, su historia y mucha más información necesaria para tu día a día.

Qué debes saber al estudiar un año en Irlanda

En este país de verdes paisajes, mitos e historia existen algunas reglas no escritas que cualquier visitante deber conocer. Más si vas a estudiar un año académico en Irlanda entero:

1.- El clima es impredecible

El clima irlandés es realmente complicado. Aunque es posible que no llueva cada minuto de cada día, lo más probable es que te encuentres con lloviznas habituales durante tu estancia académica en Irlanda. Por eso, no debes olvidarte unos zapatos impermeables y un buen chubasquero, artículos esenciales para estudiar un año en Irlanda.

Según en la estación en la que vayas puede que el tiempo sea  bastante templado y soleado. Una de las razones por las que el país es tan verde es que llueve con bastante frecuencia y sin previo aviso. Por tanto, haz tu maleta pensando en que te puedes encontrar cualquier clima.

2.- Irlanda se divide en dos países

Las 2 Irlandas

En la isla de Irlanda coexisten dos países: La República de Irlanda e Irlanda del Norte. Cuando la gente habla de “Irlanda“, por lo general se refieren a la República de Irlanda. Irlanda del Norte es parte del Reino Unido, mientras que la República de Irlanda es un país independiente.

Es decir, nunca debes cometer el error de suponer que Irlanda es parte del Reino Unido o Gran Bretaña. Las razones detrás de todo esto son bastante complejas. Si estás interesado en obtener más información al respecto puedes preguntar a algún amigo de confianza, leer libros de historia o incluso hacer un tour de la ciudad en la que estés. Se trata de un tema siempre sale a relucir. Y que seguro que acabarás entendiendo si vas a estudiar en Irlanda.

3.- Caminos rurales

Conducir en Irlanda es todo un desafío. Cuando vayas a estudiar un año en Irlanda, a menudo te sorprenderás de las estrechas carreteras serpenteantes con un límite de velocidad designado de 80 km./hora. Además, estas carreteras son, a menudo, bidireccionales.

La solución, sin embargo, es simple. Hay muchos lugares donde pararse si ves que estás haciendo una gran cola de coches detrás. Es tan fácil como detenerte en el borde, dejarlos pasar y volver a reanudar tu camino.  Los irlandeses se atienen a esta regla.

4.- No es necesario dar propina

Se trata de uno de los asuntos que puede provocar algunos quebraderos de cabeza. Pero hacer un año académico en Irlanda te ayudará a entener que en este país no es necesario dar propina. El impuesto de servicio está incluido en la factura, que generalmente es del 10%. Sin embargo, es como en España donde puedes dejar lo que consideres oportuno.

5.- No dejes de visitar el país estés donde estés

Es recomendable visitar pueblos y aldeas pequeñas. Las grandes ciudades como Dublín y Belfast son muy bonitas. Sin embargo, el encanto de las pequeñas ciudades y pueblos muestra el corazón de Irlanda.

Muchas de estas pequeñas ciudades cobran vida por la noche mientras los dueños de las tiendas cierran sus locales y se dirigen directamente a algún pub para disfrutar de una comida caliente y una música local animada. La mayoría de veces habrá grupos de música local animando el lugar.

Seguro que disfrutarás al máximo aprendiendo inglés en Irlanda. No lo dudes más y empieza desde ya a preparar tu mejor año académico en Irlanda.